Caminos de guerrera

caminos-guerrera

Hace tiempo tuvo que elegir entre vivir durmiendo o estar despierta

Eligió caminar despierta aun sabiendo que tarde o temprano descubriría el precio, le habían hablado de ese camino, del camino del fuego, del camino de la guerrera.

El camino del fuego no perdona, pues su alma lo gobierna y ha elegido ponerse al servicio del Universo, los regalos son infinitos y constantes pero el precio es que jamás puede conservar nada y sin embargo lo ama todo, lo que llega y lo que se va, con una intensidad que duele.

Duele amar cada instante y cada persona, cada respiración, cada rayo de sol, porque en ese lugar está conectada a todo,se sabe parte del Universo, pero a la vez está sola, sabe que mientras siga en esta tierra todo se desvanecerá, todo cada vez con mayor rapidez terminará convertido en cenizas.

Duele porque en cada alma a la que se asoma se redescubre a si misma de nuevo, porque como dicen los mayas el de enfrente es su otro yo.

Y ella sólo puede estar, ponerse en manos del universo y abrazarlo todo, mirar cada persona que llega a ella con ojos de niña, con la pureza de  un alma que ve todo con la inocencia de la primera vez, pero a la vez con la sabiduría de que nada permanece.

Presencia pura, sabiendo que el amanecer borrará todos los recuerdos y volverá al punto de partida cada amanecer.

La guerrera nunca se queda ningún lugar, ese es su destino, tocar todo y transformarlo con  su magia y seguir avanzando al siguiente punto, donde de nuevo el amanecer le recuerda que aunque quiera ser humana, hace tiempo que dejó de serlo.

 

Anuncios

Unidad

 

 

images (6)

 

Ya viene el tiempo en que la separación, la dualidad queda trascendida, ya no existe la luz y la oscuridad, todo es uno, unidad perfecta, envuelta en una luz brillante, como siempre fue, como se manifestó en el principio de los tiempos.

Ha sido un camino muy largo este de transitar, de aprender de integrar luces y sombras, de solo querer ser mecidos por la luz de lo celeste, olvidando que en las sombras estaba guardada una parte importante e imprescindible de la luz, sin la cual no podíamos llegar a casa.

Cuanto tiempo evitando adentrarnos en lo más profundo de nuestra alma, en ese espacio que nos daba miedo de nosotros mismos para ver finalmente que bajo las capas de tanto miedo y dolor solo hay amor y una luz más brillante si cabe que la que percibíamos que nos llegaba desde el exterior y a la que tratábamos de aferrarnos.

Y ahora al fin, se respira Unidad, las palabras que separan han perdido su significado, la luz de los nuevos tiempos es luz de Unidad, en armonía perfecta, con la fórmula perfecta entre sombra y luz, lo engloba todo, porque la verdadera luz nunca estuvo separada, siempre lo fue TODO, fuimos nosotros los que elegimos mirar para otro lado.

Respiremos la unidad y la luz unificada de estos nuevos tiempos en los que el amor y la gratitud están instalados en nuestro corazón para expandirse a todos los seres de este planeta, sin juicios, sin temores, perdonando todo lo que una vez creímos que nos hicieron o que nosotros hicimos, conectando con la pureza de nuestro corazón y con ese niño que somos en esencia que mira todo con los ojos del amor, que reconoce en cada cosa la pura luz, para descubrir que no había ningún lugar al que regresar, porque siempre hemos estado en casa.

Amaté, aceptaté, reconócete como el ser completo y divino que eres, para después poder amarlo todo, para sentir que eres uno, con el Universo, con TODO.

No hay separación, solo Unidad y sincronía perfectas.

Namasté

Sandra