Los valientes

valentia

Estoy rodeada de valientes, no me canso de decirlo, no me canso de gritarlo.

Cada día me regala el inmenso privilegio de conocer y compartir mi vida con grandes transformadores de lo imposible.

Personas espectaculares que eligen dejar atrás lo que no les hace felices, transformar sus miedos en avances, en retos y sus situaciones de vida en posibilidades de algo mejor.

Personas que un día deciden dejarlo todo, reinventarse, apartar lo que les resta, quedarse con lo bueno, olvidar lo malo, perdonar lo que les hizo daño, despedir con amor lo que perdieron o lo que les impide avanzar.

Personas que abandonan lo que a los ojos de los demás es lo correcto, el camino trazado y que reemprenden el vuelo, que saltan al vacío con la confianza de que lo mejor está por llegar, de que la tormenta no durará para siempre.

Personas que eligen escucharse, vivir el camino del corazón, ser fieles a lo que sienten y a como quieren vivir.

Y no son en absoluto egoístas, como alguno podría pensar, son quizá las personas más generosas que puede haber, porque con sus elecciones permiten que también su entorno avance y crezca y que pueda haber cambios, porque se atreven a dar pasos que otros no pueden dar, a poner finales a historias que ya hace tiempo que ya no se escriben.

¡Cuántas lecciones maravillosas me regaláis cada día ,cuanto aprendo de vosotros y cuanta gratitud os debo!

Porque juntos vais tejiendo un mundo mejor, porque camináis hacia vuestros sueños y elegís ser felices pese a todo, porque enfrentáis la vida con valentía dando lo mejor de vosotros.

Y afortunadamente, no sois unos pocos, sois legión.

Infinitas gracias por llegar y estar en mi vida.

Anuncios

El camino del corazón

6c0b2-el-camino-del-corazon

Hoy hace exactamente un año, que soy libre.

Que elegí caminar hacia mis sueños, soltar el último equipaje que me quedaba de una vida que ahora recuerdo tan lejana y difusa que a veces me parece que no ha sido verdad.

Y solo puedo decir, que como no podía ser de otra manera ha sido un año espectacular, no quiero mentir y decir que no haya días en que no siga teniendo miedo, pero el miedo ya no es ese monstruo de dos cabezas que te paraliza e impide avanzar, es más bien un viejo amigo, de esos pesados, de esos un poco grises que forman parte de tu vida pero que por alguna razón sabes que en su justa medida también viene bien de vez en cuando tener a tu lado, aunque solo sea para no hacerle caso.

Hace un año que soy libre y que elegí seguir caminando, avanzando, fluyendo con la vida y aceptando los regalos que me va trayendo, saboreándolos, disfrutándolos al máximo y que siento en todas los poros de mi cuerpo y de mi alma que estoy en el camino correcto.

Este camino hacia la libertad empezó realmente 4 años antes, en el momento en que empecé a deshojar aquella margarita de si y no, que contenía todos los pétalos de lo que era mi vida entonces.

Casi todos los pétalos resultaron ser un no, y ha sido un camino muy duro, pero muy revelador, porque todas esas cosas tenían que marcharse para poder dejar paso a otras nuevas.

Y ese último pétalo fue un trabajo que una vez tanto amé, y en el que tanto construí, pero que ya no me dejaba crecer y en el que había dejado de creer.

Y salté, hacía el aparente vacío, crucé al otro lado….hacia la libertad.

Y un año después, el balance ha sido espectacular, estoy cada día más cerca de vivir de lo que verdad me apasiona, de vivir mi sueño, sigo teniendo muchos más sueños, han llegado a mi vida personas extraordinarias, he llorado, he reído, he vibrado, he amado, me han amado, he escuchado, me han escuchado, he bailado hasta el amanecer, he dormido hasta el atardecer, he soñado con la luna y he brillado con el sol de cada nuevo día.

Ha sido un año de plenitud y de crecimiento, de estar viva, ¡de ser yo en estado puro!

Por eso, te digo sin dudar, que escuches tu corazón, a veces te habla muy bajito porque hay mucho ruido en tu cabeza, pero siempre te dice la verdad y te lleva por el camino correcto, aunque no sea el camino más fácil, aunque no sea el camino que los demás hayan elegido, aunque no sean el que los demás esperan de ti, aunque debas recorrerlo solo, aunque esté lleno de obstáculos, aunque tengas que dejar a un lado cosas y personas, aunque parezca que a veces caminas por calles oscuras, la luz que hay al final…. te hará brillar.

Escucha tu corazón y elige ser libre, que el miedo, si tiene que estar, sea ese amigo un poco pesado, pero NO, el que decida tu destino, elige arriesgar, elige estar vivo, brillar, fluir….que el premio, eres TÚ.

 

“Cuando el corazón habla es de mala educación, que la razón le contradiga”

Milan Kundera

 

Y llega la primavera…

Primavera

Y llega la primavera…..

Y el amor se ha marchado, pero sin embargo una parte siempre estará y formará parte de mí.

Guardo ese calor en el corazón  y me dará fuerzas para seguir caminando, hacia adelante, siempre hacia adelante….y he ganado mucho más de lo que podía haber perdido, y he vibrado y he sentido y sin duda, solo puedo decir que ha sido precioso.

Y he sido fiel a mí misma, a lo que sentía y a mi elección, y acepté mi regalo del universo, lo tomé entre mis manos, lo acuné, lo cuidé, lo acaricié y le di mi aliento, fui consciente de cada paso y he sido inmensamente feliz, plena, libre y sobre todo yo, yo, en estado puro.

Y llegó el final, que no deja de ser otro principio.

Y me envuelve la gratitud por lo vivido y lo sentido, por la brisa que acariciaba mi pelo, por las olas del mar, por la certeza de que siempre vuelve a amanecer y el privilegio de sentir que alguien se acercó y me tocó el alma, aunque no viniera para quedarse.

Aprendí lo que tocaba, crecí lo que necesitaba mi espíritu y ahora toca remontar el vuelo, volver a batir mis alas para coronar una nueva cima.

Y ojalá que todos mis finales, sean tan hermosos como este y me dejen tras las lágrimas tanta paz.

Y llega la primavera…y el amor se ha marchado…pero si embargo sigo teniendo el corazón a rebosar.

Y por loco que parezca, sigo siendo inmensamente feliz.

Gracias, Gracias, Gracias

Transformando lo imposible

Minientrada

¿¿¿ LO IMPOSIBLE???

Como no podía ser de otra forma el primer post de este blog, va a hablar sobre lo imposible,¿ y que es algo imposible?, es algo a lo que nuestra mente ha puesto una etiqueta mental, nada más que eso, una palabra tan vacía o tan llena de contenido y de verdad, como tú quieras, como tu elijas.

La vida está llena de ejemplos de cosas que aparentemente tildamos como imposibles y que luego se volvieron realidad, y es que entre algo posible y algo imposible hay una distancia muy corta.

Una distancia que tiene que ver con nosotros mismos y con lo que elijamos hacer, con lo que elijamos creer.

Tanto si crees que algo es posible,como si crees que no lo es, tienes razón, todo es cuestión de que lugar elijas colocarte.

Hay una frase que me gusta mucho y que suele venir a mi memoria de vez en cuando que dice: “No digas es imposible, di, no lo he hecho todavía”

De forma que si quieres, te invito a transformar lo imposible en algo posible, en cambiar esa etiqueta por otra que sea mucho más retadora.

Para que cuando mires atrás puedas decir, es verdad que no hay nada imposible, nada que no pueda conseguir.

Para que cuando mires el camino recorrido, veas todo lo que dejaste atrás, estando profundamente agradecido a cada piedra del camino, pero que veas que el camino continúa y el único límite es el que tú te pongas.

¿Y por qué transformando y no otra palabra?, porque transformar es cambiar algo, modelándolo, reconociendo lo bueno que tiene y dándole poco a poco la forma que queremos que tenga, no es partir de cero, es partir de todo lo que tenemos y que nos será muy valioso e ir añadiendo, aligerando, modelando, compensando….pero sin perder la esencia, ese impulso que hizo que quisiéramos transformarlo en algo más valioso, mejor, evolucionado.

La transformación más espectacular que para mí se produce en la naturaleza es la de la metamorfosis de oruga a mariposa….pero nunca olvido que la mariposa por muy bella que sea, conserva en su esencia, en su ADN la parte de oruga que nunca dejará de ser.

La mariposa siempre tendrá que agradecer su pasado de oruga porque sin haber sido oruga, nunca habría podido llegar hasta la mariposa de bellos colores en que más tarde se convertirá.

Del mismo modo nuestra vida transcurre así, no somos lo que nos sucede sino lo que hacemos con lo nos sucede.

Y ahí es donde elegimos transformar algo aparentemente imposible en lo que nosotros queramos.

Siempre elegimos, puede que haya cosas que nos vengan impuestas, es verdad, que lleguen a nuestra vida sin que las tuviéramos previsto, pero justo un instante después de que sucedan o  de que lleguen, el qué hacer con ellas es decisión nuestra.

Por pesadas que sean las cargas, por difícil que nos parezca el camino que se abre ante nuestros pies, por mucho que echemos de menos a quien hemos perdido, lo que un dia tuvimos, lo que pudo haber sido y nunca fue, alguien a quien amamos muchísimo y no llegó si quiera a nacer, por muy pesada que sea la carga de la enfermedad que vivimos, siempre elegimos que vamos a hacer con todo eso, cuál va a  ser el paso que daremos al día siguiente, cual va ser la primera palabra que vendrá a nuestra mente al despertar.

Si quieres cambiar, cambia, si quieres mejorar, mejora….no te pierdas en excusas de que las cosas no dependen de ti, siempre hay algo que puedes hacer para llegar hacia dónde quieres llegar.

Porque el dolor , el miedo, la tristeza… también se pueden transformar, todo es cuestión de  que saques de tu interior la elección de cambiarlos, de trascenderlos y de que esas experiencias te ayuden a ir hacia adelante y a sacar la mejor versión de ti mismo.

¿Me dejas que te acompañe en este viaje?