Sí…ya lo sé…

transformando lo imposible

“Sólo imagina lo precioso que podría ser arriesgarse y que todo salga bien”

Mario Benedetti

Si, ya lo sé…que es bonito leer la frase de arriba y sorprenderte sonriendo, imaginando que eso que sueñas (hace mas tiempo del que quisieras recordar), se hiciera realidad.

Si ya lo sé…que te han educado pensando, que los sueños, sueños son…que la vida es una lucha continua, que todo cuesta un sacrificio infinito….que de sueños no se vive….

Sí ya lo sé…que cada vez que quieres salir a respirar o a sentir la luz del sol y te quedas embobado imaginando como sería tu mundo si te atrevieses a hacer algún pequeño cambio, alguien te recuerda inmediatamente, que todo está tan mal…que de sueños no se come.

Si, ya lo sé….pero podrías recordar los momentos más felices de tu vida, ¿fueron tal vez en alguna ocasión los más inesperados? ¿fueron tal vez los que menos costaron? ¿fueron tal vez las decisiones más surgidas desde el corazón?

¿Has probado alguna vez a dejar de intentar controlarlo todo? ¿Has entendido ya, que quizá nunca controlamos nada? ¿Qué cuanto más soltamos más fácil fluye todo?

Es más fácil ser esclavo de las circunstancias, que ser libre, elegir voluntariamente seguir encadenado a las cosas que ya no queremos para nosotros es un ejercicio de libertad como otro cualquiera, pero siempre está la opción de arriesgarse, de cruzar al otro lado…de ponerse a caminar hacia tus sueños, hacia la vida que quieres vivir, lo que quieres para ti.

Si ya lo sé….ya sé lo que me vas a decir…que no es fácil…yo te puedo decir que has hecho cosas veinte mil veces más difíciles en tu vida, cosas que sabías que no te iban a llevar a donde querías, obligaciones, sacrificios, renuncias…..y aun así recorriste esos caminos.

Imagina como sería recorrer el camino hacia lo que de verdad quieres para ti….de verdad piensas que sería mucho más difícil.

Yo te invito a salir ahí fuera y escuchar tu corazón, sentir la fuerza del sol en tu piel, sonreír y comenzar a caminar, pasito a pasito, despacito, sin prisa pero sin pausa….que al final del camino el premio eres tú.

Anuncios

De paso: cada día es el día

                                          pnl

De paso….

Que liberador es cuando entiendes que no estás en ningún lugar para quedarte, que nada es permanente, que llegas a la vida de alguien, a un lugar, a una situación, haces lo que debes hacer, vives lo que debes vivir, y después te vas, libre de apegos y con el corazón lleno de amor.

Porque el amor no pasa nunca, permanece para siempre.
Que libertad tan grande esa sensación de estar de paso. A mí me permite ser mucho más libre en mis relaciones, mostrar mi yo en estado puro, sin expectativas, sin tener que estar escondiendo lo que pienso, lo que siento, aparentando lo que no soy.

Y cada día es el día, infinitos regalos en forma de miradas, sonrisas, palabras que te regala cualquier desconocido, o las personas que amas,  las canciones cuya letra te hace sonreír,la música que hace que tu alma viaje a lugares insospechados, el olor de la lluvia, los abrazos, las risas… cada día es el día, porque estás presente, en el día a día, atento y receptivo para ver y reconocer la magia en todas partes.

Estar de paso, vivir estando de paso, hay quien podrá pensar que es horrible vivir así, sin poder conservar nada….sabiendo que todo tiene un final tarde o temprano……y yo le invito a que pruebe a pensar justo lo contrario, lo que libera saber que todo llega y en algún momento se va….que pruebe a mecerse al son del baile de la vida, a su compás…a beberse cada día hasta el último sorbo con todo lo que traiga, lo bueno y lo menos bueno y a soltar, a dejar ir.

Y así libre de apegos continuar haciendo camino y disfrutando de cada instante y del presente que es lo único que tenemos.

Pura vida ,pura presencia, conectados a la magia del Universo, donde Todo está bien y todo es perfecto.

Aquí y ahora, aquí y ahora….

Bosque

Aquí y ahora

Aquí y ahora

No hay más

Puedo inventarme mil historias de lo que sucederá mañana, pero serán solo historias tan irreales como las que me cuento cuando hablo de mi pasado y me engancho en recuerdos que creo recordar pero en realidad me invento, porque ninguna de las dos cosas existen, ni el pasado ni el futuro.

Solo presencia, solo conciencia, aquí y ahora, sentir mi respiración y contemplar extasiada este bosque delante de mí, su verdor,y el camino serpenteante entre la arboleda que me invita a adentrarme en él.

Árboles gigantescos me observan y me doy cuenta de lo pequeña que soy, de lo insignificante que soy en medio de la inmensidad de esta naturaleza, soy un puntito, una anécdota en el universo inmenso y sin embargo ocupo mi espacio, mi lugar en el mundo y contribuyo al equilibrio de ese todo del que formamos parte, soy esa gotita diminuta que es parte del océano y también soy todo el océano contenido en una sola gota.

Aquí y ahora, mientras sopla el viento y me empapa esta lluvia de primavera, me siento agradecida por sentir esa unión con todo y a la vez saber que soy nada, una nada ligera y feliz que respira tranquila y se siente plena, aquí y ahora.

Aquí y ahora

Aquí y ahora

No hay más