Desde el alma

DSC_0061

Hola de nuevo,

En la otra página está reflejada la parte más académica y oficial.

Ahora te contaré mi historia desde otro lugar.

Te contaré como empezó mi historia, cómo me puse en este camino, de pronto un día, sin casi saber que estaba caminando.

Yo tenía una vida, la oficial, de esas que desde fuera a todo el mundo le parece perfecta.

Te he de confesar que a mi a ratos, también me lo parecía, pero había momentos que algo por dentro me decía: ” hay algo aquí, que no funciona, que no encaja, no eres feliz”

Pero estaba en mi zona de confort, que era muy muy confortable y muy muy cálida.

Y de repente un día, todo saltó por los aires……y lo perdí absolutamente todo.

Y empecé un viaje, desde la nada mas absoluta, un viaje al que no podía llevar ninguna de las mochilas que hasta entonces había cargado, ¡pero cómo costaba deshacer ese equipaje!

Pero decidí seguir avanzando, y me atreví a mirar dentro y fue muy muy duro…despedir cada una de las cosas y personas que tanto había amado, sanar cada herida que durante tanto tiempo había ocultado, perdonar, perdonarme, recolocar relaciones,superar el miedo, el dolor, la sensación de soledad…..de estar perdida.

Pero poco a poco, de forma casi mágica, el universo me fue poniendo las herramientas, las personas, las ideas, las conexiones, todo, a mi disposición para que pudiera seguir caminando.

Y de pronto un día, me di cuenta de que ya no tenía apenas equipajes de aquellos tan pesados y que era inmensamente feliz, y que cada día se abrían ante mí infinitas posibilidades de vivir plenamente cada instante, de elegir lo que quiero para mí, de ser libre.

Es verdad ,que a veces hay circunstancias que nos marcan el camino, pero siempre podemos elegir como vivirlas,cómo integrarlas, cómo nos influyen.

Así que hoy, años después, sé muy bien lo que es sufrir, lo que es el dolor, y también lo que hay al otro lado, lo que es sentirse conectado a la vida, parte de ella, lo que es fluir, disfrutar de cada instante,y me siento enormemente agradecida por cada parte del camino recorrido, no cambiaría ni una coma, cada cosa vivida ha hecho que pueda llegar hasta aqui y elegir como quiero vivir el resto de mi vida.

Ese ha sido mi camino de vuelta a casa, de conectar con mi esencia, con mi alma,de abrirme a una forma de vivir más consciente y plena, y de reconocerme aún y siempre en el camino, pues nunca dejamos de aprender ni de avanzar.

Y mi momento de ponerme al servicio de los demás para acompañarles en este proceso de soltar y liberarse de lo que ya no sirve….de lo que resta,y de conectar con su interior, con su poder, con su abundancia, con TODO lo que somos.

¿ Me dejas que te acompañe?

Anuncios