Tocar tu alma

viaje

Hoy he vuelto a hacerlo, sé que prometí que no lo haría nunca más, pero no he podido resistirme.

Hoy he vuelto a tocar tu alma.

La echaba tanto de menos….pero no se deja atrapar fácilmente.

Lo he sabido en cuanto mi corazón se ha desbordado y ha empezado a poner palabras en mis labios, no era yo la que te hablada, era mi corazón, desde el amor más incondicional y más puro, porque los dos sabemos que el otro, ya se fue hace mucho tiempo de nuestra vida.

Ojalá me dejaras entrar en tu alma más a menudo, podría empapar tus lágrimas, esas que sigues negándote a verter, esas que te van envenenando poco a poco…hasta que un día tal vez sea demasiado tarde.

A veces la vida nos reparte unas cartas que no quisiéramos haber tenido que jugar nunca, pero al final, todo, por duro que sea, termina por transformarse….ya sabes que nunca me canso de repetirte que al final todo termina por colocarse, que todo se arreglará, aunque no podamos cambiar el horror de algunas cosas ocurridas, lo verdaderamente importante es que vamos a hacer con las que aún podemos cambiar.

Sigo viendo tanto sol en tu alma, mi amor….es tan luminoso lo que ahí se esconde cuando dejas entrar, que es una verdadera lástima que tengas ese tesoro ahí guardado.

Gracias por dejarme tocar tu alma, y dejar que solo por un leve instante se acurrucara en mi pecho.

Espero que guardes el calor de mi abrazo, para todos los días de lluvia que quedan por llegar.

Sé que desde otro lugar voy a seguir cuidándote toda la vida, hay lazos que por mucho que uno quiera no se pueden deshacer.

Y ahora qué sé, que tu esencia sigue ahí, escondida, pero intacta, me retiro hasta que vuelvas a necesitar que traspase tu coraza con mi espada de luz.

Anuncios

Y llegó ese día

red_coat

Llegó ese día, lo recuerdo bien.

Me dijiste que te ibas a morir y yo no te creí.

No pude creerte, porque dolía demasiado que me fueras a dejar sola.

Y llegó ese día, ese día en que ya no estabas….

Y no recuerdo apenas como pude seguir respirando, pero aquí sigo, aquí estoy….y aunque me duela reconocerlo estoy bien.

Conseguí transformar aquel dolor que me desgarraba en confeti de colores, poco a poco, a mi ritmo, sin dejarme llevar por los que me decían que ya te había llorado suficiente.

Me quedé con las sonrisas y las caricias compartidas, con los amaneceres de confidencias, con cuando me acompañabas a contemplar el mundo, con el calor que insuflabas en mi corazón, con la primavera que respiraba acurrucada en tu pecho.

No sé muy bien cómo pasó, pero de repente un día, el cielo me pareció de nuevo azul y me sorprendí devolviendo la sonrisa a un niño por la calle.

Y llegó ese día, supe que te había dejado marchar, que te había despedido por fin, aunque no olvidado.

Hace tiempo….

imagesCA9FXHG2

Hace tiempo que vengo a susurrarte en sueños, que estoy bien, que soy feliz, que tengo paz.

Que aquí donde vivo ahora todo es luz, que sigo cerca de ti, pero desde otro lugar.

Hace tiempo que te acaricio en sueños, que te sonrío, que te digo que estoy bien y que tienes que dejarme marchar, que tienes que seguir tu vida, que tu vida no se acabó conmigo.

Hace tiempo que intento que te duela menos que no esté.

Pero tú no me ayudas, no me escuchas, no quieres dejarme marchar.

Pero yo ya me he ido, ya no estoy.

No voy a volver, al menos no, como tú quisieras….

Hace tanto sol fuera de esa oscuridad en la que vives, hay tanta luz en las pequeñas cosas de siempre, las que siguen ahí….hay todo un mundo que te espera ahí fuera.

Yo solo quiero que vivas, que seas feliz, que me lleves en el corazón, que te quedes con todo lo bonito que compartimos, que echarme de menos no te pese de más.

Por elegir vivir, ser feliz y avanzar…. no me vas a olvidar, no me vas a traicionar, no vas a hacer nada que yo no quisiera que hicieras, nada, que si tú te hubieras marchado, no querrías que hiciera yo.

Sé que duele, duele mucho….te veo llorar….pero pasará, tiene que pasar, soy yo el que me he marchado… era mi momento, aunque no lo entiendas, aunque nadie lo entienda….

Si hay algo que crees que no me dijiste, que no hiciste, que eso no te atormente, ahora puedo leer tu corazón, ya lo sé todo, aunque no me lo dijeras lo he entendido todo, lo bueno y lo malo, no queda nada pendiente, yo solo tengo paz.

Tú sigues teniendo el regalo maravilloso de la vida….tienes que aprovecharla, saborear cada instante, cada segundo, sentir como el sol calienta tu cara, tienes que dejar que te quieran, querer a los tuyos, seguir creciendo, aprendiendo, avanzando, curando, perdonando, tienes que vivir intensamente muchas experiencias nuevas, tantas cosas por hacer….para que un día…puedas contarme todas las maravillas que has vivido cuando nos reencontremos más allá del horizonte….

Esta noche volveré a susurrarte en sueños…. ¿esta vez me vas a escuchar?

Un año sin tí

angel9

Hoy hace un año que nos faltas, que me faltas, que te fuiste, que no estás, que echo de menos saberte, hablarte, contarte, que me cuentes, mimarte, que me mimes, abrazarte, que me abraces, compartir contigo mi camino, que me compartas el tuyo, los buenos y los malos momentos, reír a carcajadas contigo, llamarte, ilusionarme con tus proyectos, que te ilusiones con los míos,sentirte….

Pero ya no estás….

Hoy hace un año que sucedió lo imposible y desde el día siguiente vivo transformándolo, porque sé que es exactamente lo que tú habrías querido.

Tú nunca te rendías, buscabas siempre el lado bueno de las cosas, nuevos retos, te pasaste la vida perseverando y consiguiendo tus sueños, dando amor, regalando sonrisas….. ¿Cómo podría yo ahora honrar tu recuerdo si no fuera siguiendo hacia adelante?

Que difícil escribir esto, pero tengo que escribirlo, te lo debo a ti, a mí misma y a todos los que te quisimos y te seguiremos queriendo siempre.

En este año de honrarte, de mirar hacia adelante he aprendido muchas cosas, o tal vez tú me has hecho recordar algunas que ya sabía y que con frecuencia se me olvidan, se nos olvidan….que duro, sin embargo tener que aprenderlas así.

Tu muerte me ha enseñado que no puedes protegerte de las cosas malas, que esas vienen cuando menos te lo esperas y las tienes que gestionar quieras  o no, así que mejor vivir intensamente,  sin perder un minuto, sin lamentos por cosas que no lo merecen, disfrutar el momento, la vida, ser feliz cada dia, porque lo malo, si es que tiene que venir, ya vendrá y ya lo gestionaremos, pero mientras tanto para qué vivir a medias, con miedos.

Tu muerte me ha enseñado que hay que ser valiente y vivir la vida que quieres, no regalarle tu poder a nadie, apostar por ser feliz, por difícil que parezca el camino.

Tu muerte también me ha corroborado que la fuerza del amor es poderosísima….el legado de amor que has dejado tras de ti, ¡¡¡es abrumador!!!

Tengo amigos nuevos que no conocía, a los que nos ha unido nuestro amor por ti y las ganas de recordarte y honrarte.

Tu muerte me ha enseñado que no puedes planificar las cosas, controlarlo todo, porque como dicen por ahí, cuando crees que conoces todas las respuestas viene el universo y te cambia todas las preguntas.

Y que mientras estés vivo, por el tiempo que sea, por el espacio que sea, es una obligación ser feliz, y hacer felices a las personas a tu alrededor, tienes que vibrar, vivir, soñar, sin miedo, sin temor, lanzarte, dejarte llevar…porque de repente un dia….ya no estás.

Y también me ha enseñado que cuando pasa lo imposible, lo más brutal, lo más desgarrador es cuando sale no se sabe de dónde una fuerza y unos recursos de dentro de uno para curar, superar el dolor y seguir adelante.

Y por último me has enseñado, como quiero que me recuerden cuando me muera, sería maravilloso que me recordara alguien al menos, como todos te recordamos a ti, con una enorme sonrisa en los labios, porque tú eras más que nada una sonrisa y una alegría de vivir que nada ni nadie podrá borrar jamás de nuestros corazones.

Mil gracias por todo, por tanto amor como me diste, que inmenso privilegio formar parte de tu familia casi 20 años, en los que siempre fuiste para mí una hermana más.

Que maravilloso todo lo vivido contigo, eso nadie me lo podrá arrebatar jamás.

Desde el cielo, seguro que nos contemplas con tu inmensa sonrisa, y nos iluminas con tu luz, todos por aquí lo están haciendo increíblemente bien y tu princesa crece feliz.

Siempre estarás en mi corazón, en mi alma y en mis pensamientos.