Y llega la primavera…

Primavera

Y llega la primavera…..

Y el amor se ha marchado, pero sin embargo una parte siempre estará y formará parte de mí.

Guardo ese calor en el corazón  y me dará fuerzas para seguir caminando, hacia adelante, siempre hacia adelante….y he ganado mucho más de lo que podía haber perdido, y he vibrado y he sentido y sin duda, solo puedo decir que ha sido precioso.

Y he sido fiel a mí misma, a lo que sentía y a mi elección, y acepté mi regalo del universo, lo tomé entre mis manos, lo acuné, lo cuidé, lo acaricié y le di mi aliento, fui consciente de cada paso y he sido inmensamente feliz, plena, libre y sobre todo yo, yo, en estado puro.

Y llegó el final, que no deja de ser otro principio.

Y me envuelve la gratitud por lo vivido y lo sentido, por la brisa que acariciaba mi pelo, por las olas del mar, por la certeza de que siempre vuelve a amanecer y el privilegio de sentir que alguien se acercó y me tocó el alma, aunque no viniera para quedarse.

Aprendí lo que tocaba, crecí lo que necesitaba mi espíritu y ahora toca remontar el vuelo, volver a batir mis alas para coronar una nueva cima.

Y ojalá que todos mis finales, sean tan hermosos como este y me dejen tras las lágrimas tanta paz.

Y llega la primavera…y el amor se ha marchado…pero si embargo sigo teniendo el corazón a rebosar.

Y por loco que parezca, sigo siendo inmensamente feliz.

Gracias, Gracias, Gracias

Anuncios

Amar de verdad

 

images

Ganar o perder,

Si perdiste algo es porque alguna vez lo ganaste, porque alguna vez fue tuyo y lo disfrutaste, lo respiraste, lo saboreaste, lo viviste y si te duele perderlo es porque lo valorabas, pero tal vez ya había cumplido su función y era el momento de dejarlo marchar.

Que duro es dejar marchar las personas que amas, aun cuando en el fondo de tu alma sabes que ya no te pertenecen, que ya cumplieron su función, que te ayudaron a recorrer parte del camino, pero ya no te dejan crecer, avanzar…y en algunos casos tal vez que eres tú la que les estas limitando la que no les dejas crecer.

El mayor acto de amor que puedes tener por alguien, es dejarle marchar cuando ya no sumas a su lado, cuando la felicidad ya no es de dos, el mayor regalo que te puede hacer alguien que de verdad te ama es dejarte marchar, si ya no puedes recorrer tu camino junto a él.

Y que pocas veces, seamos honestos, amamos de verdad, de esa manera incondicional, no por interés, no por egoísmo, por protección, por seguridad, por buscar en otro lo que nos falta, no por lo que recibo del otro.

Y como desde un sentimiento que llamamos amor, pero que es interesado, retenemos, chantajeamos, y nos condenamos en plural a una infelicidad, un conformarse con vivir a medias, descubriendo que nos falta brillo en la mirada pero queriendo mirar para otro lado.

Qué difícil es mirarse a los ojos, con valentía y decirse, ya no existe esa magia, te amo pero te dejo libre, te dejo marchar, elijo ser feliz y que seas feliz…..y si la vida nos vuelve a reencontrar será maravilloso, pero si no es así, agradezco todo lo vivido, todo lo aprendido y no cambiaría ni una coma, ni un segundo de la historia que hemos escrito, pero aquí termina y empieza un camino nuevo.

Es difícil, pero no imposible, es duro pero no mortal, duele pero no mata…..y al final la pérdida, la superarás, echarás de menos a ese alguien que un dia lo fue todo, pero el amor seguirá intacto y multiplicado, porque a esa persona la querrás toda la vida, desde otro lugar, pero tu corazón seguirá rebosante de amor, de amor del bueno, para volver a amar.

Amar de verdad…. ¿lo intentamos?