Y llegó ese día

red_coat

Llegó ese día, lo recuerdo bien.

Me dijiste que te ibas a morir y yo no te creí.

No pude creerte, porque dolía demasiado que me fueras a dejar sola.

Y llegó ese día, ese día en que ya no estabas….

Y no recuerdo apenas como pude seguir respirando, pero aquí sigo, aquí estoy….y aunque me duela reconocerlo estoy bien.

Conseguí transformar aquel dolor que me desgarraba en confeti de colores, poco a poco, a mi ritmo, sin dejarme llevar por los que me decían que ya te había llorado suficiente.

Me quedé con las sonrisas y las caricias compartidas, con los amaneceres de confidencias, con cuando me acompañabas a contemplar el mundo, con el calor que insuflabas en mi corazón, con la primavera que respiraba acurrucada en tu pecho.

No sé muy bien cómo pasó, pero de repente un día, el cielo me pareció de nuevo azul y me sorprendí devolviendo la sonrisa a un niño por la calle.

Y llegó ese día, supe que te había dejado marchar, que te había despedido por fin, aunque no olvidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s